Cialis en Jóvenes

Cada vez son más los jóvenes que toman algún tipo de medicamento para tratar la disfunción eréctil, pero lo alarmante es que lo hacen sin realmente padecer este trastorno. Comprar cialis online sin receta se ha convertido en un proceso muy sencillo para cualquier persona lo que hace que cada vez sea mayor el númoer de personas que acceden a estos tratamientos.

Cada fin dese semana cientos de jóvenes se preparan para salir a tomar algo con sus amigos a la discoteca y entre sus preparativos van una o varias pastillas de viagra, cialis, levitra, kamagra o algún otro similar. Esto lo hacen debido a que la mayoría de ellos beben grandes cantidades de alcohol y a la hora de tener relaciones sexuales su pene no responde, pero esto no quiere decir que padezcan disfunción eréctil… el problema es que tienen demasiado alcohol o drogas en sangre como para generar una erección firme o en ocasiones más de varios minutos.

El problema tiene varias partes, por un lado los jóvenes empiezan a tomar una pastilla que está indicada para una serie de trastornos como la disfunción eréctil pero que ellos no sufren, por lo que se están medicando incorrectamente y al mismo tiempo ellos mismos se convencen de que al tomar esa pastilla siempre van a funcionar bien. El problema aparece cuando estos jóvenes se acostumbran a cualquiera de estas pastillas y llega el momento en el que no tienen más, es aquí cuando más de uno no tiene erecciones. Esto se debe a varios factores, el primero es el factor mental, al tomar estas pastillas nos relajamos y confiamos en ella, sabemos que tendremos una erección sea cual sea la circunstancia, por lo que el día que no la tenemos nos ponemos nerviosos y desconfiamos de nosotros mismos, lo que nos provoca una disfunción eréctil momentánea y es aquí cuando empieza el problema. La confianza es el mayor de los pilares en la disfunción eréctil, si no confiamos plenamente en nosotros mismos y en nuestras posibilidades, nuestro pene no funcionara, nos pondremos nerviosos, la cosa irá a más y el final no será feliz. Por eso, este tipo de medicamentos, ha de tomarse únicamente cuando de verdad se padezca disfunción eréctil, o cual suele suceder en edades de entre 40 y 65 y por distintos motivos o factores.

El segundo problema es el de mezclar este tipo de medicamentos con alcohol y drogas. La gente joven comienza a tomar este tipo de pastillas en las discotecas porque algún amigo o conocido suyo la ha tomado y le va bien, pero no reciben más información. Este tipo de medicamentos pueden ocasionar efectos secundarios graves al mezclarlos con alcohol y drogas, efectos que van desde ligeras palpitaciones hasta infartos o paros cardiacos, por lo que siempre, repetimos, siempre, hay que consultar a nuestro medico si podemos tomar este medicamento y en qué condiciones vamos a hacerlo. Nuestro doctor nos hará las pruebas necesarias para saber si realmente podemos o debemos tomarla.

Nuestra salud es demasiado valiosa como para jugar con ella, no lo dude y visite a su doctor antes de poner su vida en manos de un conocido o amigo de discoteca.